Saltar al contenido

¿Eres una persona altamente sensible (PAS)?

En este artículo queremos daros unas pinceladas sobre lo que son las personas altamente sensibles (PAS) ya que nos estamos encontrando con muchas personas que llegan a consulta con rasgos que encajan en este perfil (ellos o sus hijos/as) y presentan un elevado grado de malestar y conflictividad. Las Personas Altamente Sensibles (a partir de ahora PAS) se caracterizan por tener sistemas sensoriales más desarrollados y permeables que la mayoría de las personas, lo que implica recibir una mayor cantidad de información sensorial en comparación con la población general. Este rasgo se traduce en características distintivas para las PAS, como experimentar estímulos físicos y emocionales con intensidad elevada y suelen ser más introvertidos y aprecian la soledad. La Dra. Elaine Aron, investigadora en psicología, identifica cuatro características clave en las PAS: reflexión constante sobre la información recibida, tendencia a excitarse y sobreestimularse, dinamismo emocional y una alta empatía.

¿Cómo saber si eres PAS? Identificar si eres una persona altamente sensible puede ser esclarecedor. Algunos ejemplos cotidianos que podrían indicar la sensibilidad alta incluyen reacciones intensas a cambios en el entorno, fuertes respuestas emocionales a películas o música, y una tendencia a sentirse abrumado en entornos ruidosos o caóticos.

¿Qué hacer si eres PAS? Para aquellos que son PAS, es esencial contar con herramientas que faciliten el funcionamiento diario y mantengan una buena calidad de vida. El consejo más útil que podemos darte es que aprendas a reconocer las situaciones desencadenantes del malestar para poder abordarlas de una manera diferente.

Hay algunas actividades que pueden ayudarte a aliviar la carga emocional, como mindfulness, pintar, escuchar música y hacer ejercicio, pero cada persona tendrá que encontrar qué es lo que le sienta mejor.

¿Cómo saber si su hijo es PAS? Para determinar si tu hijo es una PAS, observe posibles reacciones emocionales exageradas en situaciones cotidianas. Las PAS suelen tener dificultades para adaptarse a nuevas circunstancias, reacciones aparentemente inapropiadas en situaciones sociales y sensibilidad a la luz, sonidos (gritos) y ciertas sensaciones físicas como por ejemplo que le molesten las etiquetas de la ropa o determinados tejidos.

Existen pruebas on line, como el test PAS de Manuela Pérez Chacón y su equipo, https://pasespana.org/test-pas/, que ayudan a determinar si tú o tu hijo encajáis en la descripción de una PAS. Esta prueba es una adaptación transcultural del test de Elaine Aron para la población española y es la única encuesta publicada en una revista científica reconocida para evaluar la sensibilidad.

En resumen, ser una PAS no es ni bueno ni malo; es un rasgo que puede tener un impacto significativo en la forma en que una persona experimenta el mundo. Con comprensión y herramientas adecuadas, las PAS pueden prosperar y llevar una vida plena.

Si te sientes identificado con esta información y no consigues encontrarte mejor te recomendamos que busques ayuda profesional. En Entropía podemos ayudarte. Contacta con nosotras si quieres más información y cuéntanos qué te ha parecido este artículo en nuestras RRSS.

Comparte: